EL CUERPO Y LA BALANZA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EL CUERPO Y LA BALANZA

Mensaje por Victoria el 11/19/2009, 1:49 pm

El cuerpo
Alejandra Stamateas

Existen hoy en día, a pesar de que en nuestra época no hay esclavitud, algunos elementos de tortura que utilizamos a diario y que aplicamos a nuestro cuerpo con el objetivo de medir, ver y conocer exhaustivamente nuestros errores estéticos, para convencernos de que son reales y existen y en consecuencia no cumplimos con las medidas que se nos pide. Y uno de estos elementos, querida amiga, es la balanza.
Sí, la balanza. ¿A cuántas de nosotros verdaderamente nos gusta pesarnos? A casi ninguna, sin embargo hoy vamos a amigarnos con la balanza.
La mayoría de las mujeres no tenemos idea de cuánto mide nuestro cuerpo.
Existe una gran diferencia entre el tamaño real de nuestro cuerpo y la idea que tenemos del mismo.
Lamentablemente, nos han enseñado modelos erróneos acerca de lo que tiene que ser el cuerpo, modelos imposibles de alcanzar que fueron puestos para que nos sintamos frustradas.
Históricamente alguien inventó un instrumento de medición muy preciso cuyo fin no era medir el peso del cuerpo humano, pero que con el tiempo, a principios del siglo XX, comenzó a ser utilizado con este fin: para verificar nuestros kilos de más y gramos sobrantes. Fue a partir de allí cuando se comenzó a asociar y a ligar a la delgadez con la hermosura, el “ser delgada” pasó a ser sinónimo de “ser hermosa y aceptada”.
Nuestra cultura asocia gordura con un montón de cualidades indeseables. Por eso, veamos algunas de las cosas que muchas mujeres se niegan a diario:

- No utilizan algunos colores.

- Nunca se sientan a comer a la mesa.

- Tampoco utilizan ropa de seda o de noche para que no se les note la gordura.

Es así como las mujeres se van negando porque se sienten indignas de vivir como otras mujeres. Y entonces… ¿Qué hacemos? Comemos a escondidas y comenzamos a aprender a vivir “como si”
Como si mereciéramos todas las cosas que nos negamos.
Como si mereciéramos todas las cosas que solamente merecen las mujeres que tienen talles pequeños, que son más jóvenes o no tienen arrugas o no se les ha caído ningún pelo.
Por eso, frente a la balanza, la pregunta que nos surge es: ¿Qué le pasa a esta balanza? ¿Por Qué marca lo que yo no quiero que marque?
Seguramente las respuestas pueden ser múltiples, seguro que muchas de ellas ya las conoces, como por ejemplo:

- “Estoy indispuesta, por eso tengo dos kilos de más”

- “Estoy inflamada”

- “Estoy ovulando”

Algunos de estos motivos te sirven para ese día, pero si después de que ovulaste no bajas lo que estás esperando, comienzas a sacarte el reloj, los aros, la remera y todo aquello que pueda demostrar que hiciste bien los deberes.
Y allí está ella, dispuesta a darte un buen día o amargártelo. Y resulta que para poder ser felices dependemos de que nos indique que bajamos de peso y que hicimos todo bien. Pero hoy vamos a desterrar esta idea. Llegó el momento de entender que no necesitamos solamente de ella para saber cómo estamos haciendo las cosas.
Ya hemos crecido y solamente nuestra actitud y disposición a ser felices van a determinar qué día vamos a tener, cómo sentirnos y cómo elegir el peso que nos haga estar saludables y ágiles.
Cuando entiendas que hay cosas en la vida que mereces, entonces vas a comenzar a cambiar tu manera de ver la realidad, porque perteneces a este mundo y te declaras merecedora, pase lo que pase.

Victoria
Motivadora
Motivadora

Pais : Colombia

Sexo : Femenino se inscribio en : 07/09/2009

http://evolucionycambio.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.