... DIOS DIJO ...

Ir abajo

... DIOS DIJO ...

Mensaje por ISABEL el 10/7/2011, 12:26 am

Bienvenido a un mundo de amor. Este amor reside dentro de ti. Eres una fuente de amor. Tu amor lo empaña todo, y tu amor sube hasta el Cielo.

Hagas lo que hagas con tu amor, él sube hasta el Cielo. El amor sube. Cuando piensas en proyectar amor sobre el mundo, puede que pienses en ti como si estuvieras en condiciones de arrojar tu amor debajo de ti o de esparcirlo sobre la cima del mundo como si esparcieras semillas de trigo.

En tu mente, ahora imagínate lanzando el amor hacia arriba, lanzándolo tan alto como te sea posible. Cuanto más alto llegue tu amor, más ancho será el espectro que cubrirá, más allá de la tierra sobre la cual derramas tu amor, más allá de la gente que camina sobre la tierra, más allá de lo que tus ojos pueden ver. Amar al mundo es más que amar al planeta, amado. Simplemente ama, y el amor surgirá de ti. Llegará al Cielo Más Alto, y ahí tu amor lo empañará todo y cubrirá al mundo con el resplandor de tu amor. ¿Te imaginarás al amor irradiando desde ti?

Eres el radiador del amor. Imagínate los rayos de tu amor emanando de ti como si fueses un calentador que enchufas. Los rayos del amor van más y más lejos hasta que todo el Universo está tibio por tu amor.

¿Te imaginas cómo sale el amor, y cómo entra?

Es lo más natural.

Tu amor llega a los rayos de Mi amor, y el amor se vuelve cada vez más imponente.

Podríamos decir que envías amor por el equivalente a un dólar. Cuando el amor emanado por ti llega al Cielo, un dólar se convierte en un millón.

Es como si, al amar al mundo, le dieras un pequeño ramillete de lilas. Mi amor agregado hace que tu ramillete se vuelva enorme, cien veces mayor, quizás miles, millones o billones de veces mayor.

Puede que Me hayas pedido muchas cosas a lo largo de los años. Ahora Pídeme que aumente el ramillete de amor que emana de ti. ¿Pediste eso alguna vez?

Ahora ya no es cuestión de pedirme amor o incluso de suplicar que te llegue el amor. Es cuestión de que el amor llegue más lejos, que llegue hasta Mí, y por lo tanto al mundo entero.

Di: "Dios, que todo el mundo reciba mi amor. Incluso si sólo soy capaz de enviar un pequeño brote de amor, sé que aumentarás su tamaño por Mí.

"Sé que duplicarás y triplicarás el amor que envío. Si envío un cirio de amor, lo convertirás en mil o en más de mil cirios de amor.

"Sé que cuando mi amor llega hasta ti, querido Dios, se purifica en la luz de Tu amor. Le enciendes un fósforo a mi amor, y mi amor se vuelve magnánimo y llega a todos lados. Hasta un poquito de mi amor crece cuando Tú lo ves.

"Por eso, Dios, haré que siempre te resulte fácil ver mi amor y hacerlo brillar. Por eso, te agradezco, y te mantengo iluminado en mi corazón."

Imagina ahora tu amor. Imagina ahora cómo lo repartes a diestra y siniestra. Imagina cómo se eleva tu amor. Imagina ahora cómo soplo sobre él y lo desparramo sobre el mundo que espera por él. Imagina cómo se lo recibe a tu amor. Imagina cómo levanta la cabeza el mundo. Imagina al amor elevándose hasta Mí. Imagina al amor volviendo hacia ti como algo puro, como Mi amor puro entrando en tu corazón, entonces el amor que das y das es nuevo por siempre. Imagina Nuestro amor.

ISABEL
Avanzado
Avanzado

se inscribio en : 30/09/2011

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.