Nuevas formas de pobreza

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuevas formas de pobreza

Mensaje por Victoria el 6/12/2012, 12:06 pm


Hoy mencionamos en este artículo pobrezas distintas de las que hablan los expertos económicos; nos referimos a aquellas miserias que, sin golpear nuestros bolsillos, siempre menoscaban nuestro espíritu.

Con cierta periodicidad se conocen los resultados de los grados de pobreza de una ciudad. Y más allá de que salgamos “bien” o “mal” librados de tales diagnósticos, muy pocos se atreven a hablar de las “nuevas pobrezas” que nos carcomen.
Porque es evidente que las crisis económicas que acompañan a muchos dejan en relieve otros crudos rostros de la miseria: nos referimos a la pobreza de valores.
¡El asunto no es de plata!
La tristeza, la depresión, la falta de afecto, el desengaño y el poco amor que reina en los hogares parecen estar por encima de los asuntos económicos.
Si analizamos bien, nos daremos cuenta de que aunque ya no vivimos de “arriendo”, ahora pasamos menos tiempo en nuestras casas propias.
Además, las debilidades personales, sociales y éticas, que a diario nos asaltan, se han convertido en los indicadores más delatadores de nuestra pobreza.
De manera desafortunada, nos hemos acostumbrado a vivir casi que sin escrúpulos. Nuestra propia dignidad tambalea y, lo que es peor, la pobreza espiritual parece tocar fondo.
Perdone que insista en escribirlo, pero debemos recalcar que este no es un texto económico. Es solo una pequeña reflexión sobre lo que estamos haciendo con nuestras vidas.
Durante estos días, cuando miles de feligreses acostumbran a embarcarse en peregrinaciones, deberíamos analizar en cada paso que damos cuál es nuestro grado de responsabilidad en esta cadena interminable de la degradación de nuestros valores.
Al leer estas líneas, de pronto reflexionaremos y diremos, “el regaño no es para nosotros”. Sin embargo, no podemos negar que nos hemos acostumbrado a acolitar ciertas irregularidades cotidianas que, al final, nos vuelven más pobres.
Ojo: el hecho de que la gente honesta se esté difuminando no significa que no tengamos la obligación de serlo. Así las circunstancias y el ambiente que nos rodeen tengan influencias sobre nosotros, en el fondo somos los únicos responsables de lo que hacemos o de lo que dejamos de hacer.
Nos hemos vuelto permisivos y esa es otra de las pobrezas de nuestros tiempos. La competencia se volvió desleal, el desamor es el pan de cada día, sin contar que ser “buena gente”, de manera absurda, se convirtió en un asunto de “bobería” o de “ridiculez”. ¡Qué tal!
Nos corresponde sacudirnos de estas pobrezas y empezar a trabajar para evitar la fea costumbre de caer en el vacío.
Dios espera que nosotros, de alguna manera, le apostemos a los valores y aportemos nuestro granito de arena en esta tarea de reconstruir el tejido moral.
Dar el paso de ser honestos, equilibrados, justos o arrastrar con el ejemplo son hechos que nos permitirán ser diferentes a los demás, y tal vez cambiar a aquellos que están equivocados. Y lo mejor es que actuando así desterraremos lo que en esta página hemos denominado como las “nuevas pobrezas”.

Recuerde que…
… La paciencia requiere mucha práctica, mucha humildad y mucho trabajo.
… Madurar tiene más que ver con lo que ha aprendido de las experiencias, que con los años vividos.
… Usted tiene derecho a sentir rabia; pero eso no le da el derecho de ser cruel.
… No importa en cuantos pedazos su corazón se partió; el mundo no se detendrá para que lo arregle.
… El tiempo no es algo que pueda volver hacia atrás; por lo tanto debe cultivar su propio jardín y decorar su alma, en vez de esperar que alguien le traiga flores.
… Su mundo vale cuando se tiene el valor de enfrentarlo, de cuidarlo y de amarlo.
... La vida es un don y seguirá siendo siempre un regalo porque a usted, a mí y a todos nos la dieron gratis.

Buenos indicadores
• Dele gracias a Dios por el día que vive hoy.
• Regáleles una sonrisa a los demás.
• Mire su trabajo como una gracia o como una bendición; jamás como una imposición.
• Sea paciente en toda ocasión; la tranquilidad alimenta.
• Disfrutar de todo cuanto posee, sin derrochar ni ‘sacar pecho’ por ello; y teniendo en cuenta que puede compartir con los demás tal dicha.
• Goce con lo más sencillo, hasta con un rayo de luz.
• Órele con amor al Creador.
• Sueñe en grande, pero diseñe metas posibles.
• Acuérdese siempre de que la caridad empieza por casa.
• Dé lo mejor de usted, pase lo que pase.
• Acepte sus derrotas con la cabeza erguida y la mirada al frente, con la gracia de un niño y no con la tristeza del adulto.
• Aprenda que no debe compararse con los demás, salvo cuando quiera imitarlos para mejorarlos y para ser buena persona.
• Desahóguese, hable con su pareja; así aprenderá que el diálogo puede aliviar los dolores del alma.
• Actúe con rectitud y justicia.
• Aprecie los milagros constantes de la naturaleza y de la vida misma.
• La ternura es, ante todo, una caricia que nosotros mismos nos proporcionamos.
• Recuerde que lleva años construir confianza y apenas unos segundos destruirla.
• Ojo: podría estar haciendo cosas de las que tendrá que arrepentirse el resto de la vida. ¡Actúe con prudencia!
• Y, sobre todo, descubra a Dios, quien se encuentra en la maravillosa experiencia del amor.


Publicada por
EUCLIDES ARDILA RUEDA
www.vanguardia.com




¿Te gusto este articulo? ¿Te sirvió de inspiración? ¿Obtuviste información acerca de lo que leíste en este mensaje? Anímate a participar tus comentarios son nuestra inspiración para subir mensajes nuevos en el foro .

Cultiva una actitud agradecida manifiéstanos con palabras lo que significa este foro y nuestros mensajes para ti .
En la medida que ustedes participen pondremos mensajes nuevos
[/size

Victoria
Motivadora
Motivadora

Pais : Colombia

Sexo : Femenino se inscribio en : 07/09/2009

http://evolucionycambio.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.